Monasterio en Lucha
  Nuestros últimos artículos...
Mi?rcoles, 23 de enero de 2013

viñeta Juan el bautista confuso

¿Son honestas las palabras de un sacerdote de cualquiera de los monoteísmos bíblicos cuando arremeten contra la xenofóbia? Escogiendo a un alto jerarca de la iglesia católica, como el cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, nos dice que "la actual crisis económica hace difícil y especialmente ardua la realización de programas políticos, económicos o sociales que puedan ayudar a los inmigrantes."
Bonito mensaje y buenas intenciones las de su pronunciamiento. Sin embargo, siempre hay que indagar y buscar aquellos aspectos ocultos que puedan contradecir bonitos mensajes como estos. Tanto el ejemplo de este alto jerarca católico, como el de los miles de conocedores por completo de las escrituras bíblicas, saben de más, que como mínimo, existe un capítulo entero dentro de su sagrado libro, dedicado a enseñar como se deben de tratar a los extranjeros.
Y es sobre el trato a otras comunidades venidas o ya asentadas, quienes mas deben reflexionar los judíos de la Torá, ya que estamos hablando de leyes bíblicas que aplicaron sus antepasados. Es más que posible, que el sionismo (POR FAVOR, no compren productos cuyo código de barras comience por 729, porque de esta forma contribuyes a la creación de muros y Güetos en palestina) aplique la ley contra el extranjero que se expone, pero a la inversa, considerando al pueblo palestino como extranjero cuando es autóctono.
Tan nefasta es la hipocresía por aparentar ser de bien por quienes conocen al detalle la biblia, venerándola como infalible y anunciándola como guía moral, mientras al mismo tiempo pretenden ayudar al inmigrante; como quienes predican directamente con la expulsión del extranjero, tal como manda la biblia. Y es que los fanáticos que obran en nombre de… no surgen así como así de la nada, mas que existen por creer que libros como la biblia, son fuente correcta moral (por eso nadie actúa fanáticamente ya, según la moral de cualquiera de las religiones extinguidas).

Como adelanto al relato bíblico, verán que los hebreos repudian familias enteras tan sólo por ser extranjeros. ¿Cómo puede concebirse que familias enteras deban separarse solamente por el hecho que sus cónyuges no poseen la misma nacionalidad?.
Para prevenir el argumento necio sobre el contexto de las frases extraídas, exponemos el capítulo entero, el cual se titula, según la versión de Reina Valera, como "Expulsión de las mujeres extranjeras". En la mayoría de casos, como en este, mostrar el contexto nada mas que hace que exagerar la inmoralidad de estas leyes religiosas. Los textos subrayados los indicamos nosotros.

EL CAPITULO XENÓFOGO [Esdras 10, Reina Valera]

  1. Mientras Esdras estaba en el templo de Dios, de rodillas y orando, llorando y confesando sus pecados, una gran multitud de israelitas se le unió; eran hombres, mujeres y niños, que lloraban amargamente.
  2. Entonces Secanías hijo de Yejiel, que era de la familia de Elam, le dijo a Esdras: «Hemos pecado contra nuestro Dios. Hemos tomado por esposas a mujeres extranjeras, de los pueblos de estas tierras. No obstante, creo que los israelitas aún tenemos esperanza.»
  3. Hagamos con nuestro Dios el pacto de despedir a todas esas mujeres que tenemos por esposas, lo mismo que a sus hijos, y cumplamos la ley, en conformidad con el consejo que nos has dado y el de los que temen los mandamientos de nuestro Dios.
  4. Levántate, y manos a la obra, que ésa es tu responsabilidad. Tú, pon todo tu empeño, que nosotros te apoyaremos.»
  5. Entonces Esdras se levantó y tomó juramento a los jefes de los sacerdotes y de los levitas, y a todo el pueblo de Israel, para que se comprometieran a cumplir todo lo que habían dicho.
  6. Luego, salió del templo y se dirigió a la habitación de Johanán hijo de Eliasib, y una vez allí no comió ni bebió nada, pues estaba muy triste por el pecado de los israelitas que habían vuelto del cautiverio.
  7. Acto seguido, enviaron mensajeros a Judá y a Jerusalén para que todos los israelitas nacidos en Babilonia se reunieran en Jerusalén.
  8. Los que no llegaran en un plazo de tres días, conforme al pacto aceptado por los jefes y los ancianos, perderían sus posesiones y serían excluidos de la comunidad de los repatriados.
  9. Fue así como todos los descendientes de Judá y de Benjamín se reunieron en Jerusalén en el plazo fijado. La reunión tuvo lugar el día veinte del mes noveno, en la plaza del templo de Dios. Todos temblaban de miedo por causa de la lluvia y por tener que afrontar este asunto.
  10. Entonces el sacerdote Esdras se puso de pie y les dijo:«Ustedes han pecado al tomar por esposas a mujeres de otros pueblos. Con esto han añadido más pecados a los ya cometidos por el pueblo de Israel.
  11. Lo que deben hacer ahora es dar gloria al Señor, Dios de nuestros padres, y comprometerse a cumplir su voluntad, y separarse de los pueblos que habitan estas tierras y de las mujeres extranjeras
  12. Todos los convocados respondieron en alta voz:«Haremos todo lo que nos has dicho.
  13. Pero somos muchos, está lloviendo, y no podemos quedarnos en la calle. Además, este asunto no va a resolverse en un día ni dos, pues somos muchos los que hemos incurrido en este pecado.
  14. Que se queden nuestros jefes, y que aquellos que vivan en nuestras ciudades y hayan tomado por esposas a mujeres extranjeras vengan a Jerusalén en tiempos determinados, junto con los ancianos y jueces de cada ciudad, hasta que apartemos de nosotros la ira de nuestro Dios.»
  15. Solamente Jonatán hijo de Asael y Jahazías hijo de Ticvá se opusieron, apoyados por los levitas Mesulán y Sabetay.
  16. Así lo hicieron los que habían vuelto del cautiverio. Entonces eligieron al sacerdote Esdras y a ciertos jefes de las familias patriarcales, y todos los que habían sido nombrados se presentaron el primer día del mes décimo para dilucidar este asunto.
  17. El juicio se prolongó hasta el primer día del mes primero, y comparecieron todos los que habían tomado por esposas a mujeres extranjeras.
  18. La siguiente es una lista de los hijos de los sacerdotes que tomaron por esposas a mujeres extranjeras. De los hijos de Josué hijo de Josadac, y de sus hermanos: Maseías, Eliezer, Jarib y Gedalías.
  19. Éstos juraron que despedirían a sus mujeres, y como ofrenda por su pecado ofrecieron un carnero de sus rebaños.
  20. De los hijos de […] (se reproduce una larga lista de nombres a continuación).
  21. Todos estos habían tomado por esposas a mujeres extranjeras, y muchas de ellas habían tenido hijos.

.


AVISO IMPORTANTE
---> Este artículo, posee opiniones debatidas en otros espacios web 2.0, en unos artículos aparte como continuación de este mismo: Opiniones a los Artículos 34.
---> Para leer y ver correctamente este artículo, deben tener instalados en vuestra computadora, las siguientes Fuentes Tipográficas:
* Candara; * Lucida Calligraphy; * Calibri.



Escrito por: monje_roj0 a las 17:44   en la sección: Asuntos Etico-Religiosos

Envía este artículo a tus amigos
Debatido por: (1)
¿Te ha gustado el artículo?  
El Debate a este artículo
La Opinión de:   Invitado
Jueves, 25 de abril de 2013  a las   20:09
Q19K8C  uycphkljcmjj, [url=http://efoneqwuwmii.com/]efoneqwuwmii[/url], [link=http://tkunenzcigdv.com/]tkunenzcigdv[/link], http://lokiazrarftc.com/