Monasterio en Lucha
  Nuestros últimos artículos...
Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2012

viñeta nuestros sueños no caben en sus urnas

Esta bonita frase extraída tras las acampadas del 15M, resume muy bien el porqué de otras citas del movimiento como los famosos: "no nos representan" o "esto no es democracia".
Como no estamos seguros del todo, de si dichos eslóganes, se comprenden en su plenitud a pesar de su obviedad, nos vemos obligados a analizarlos desde nuestro punto de vista, en el contexto del Estado español, claro.

imagen esloganes del 15MPor mucho que diga la constitución de 1978, que el poder reside en el pueblo, mediante la soberanía popular, "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado"; lo único que nos produce al leer dicho párrafo es la carcajada, tal cual chiste del gran Eugenio: "Y dice que es un tío que va al oculista… Le dice el oculista: Que letra ve allí en la pizarra - ¡La A! - No se precipite, por favor. Fíjese bien, qué letra es? - ¡La A! - Está usted nervioso y me está poniendo nervioso a mi. Por última vez, qué letra es? - ¡La A! - El oculista se acerca, diu, coño, ¡pues es la A!".
Si, ¡la A de podé populáaaa!, el cual, pasamos a desglosar:
- Poder Legislativo: Acertadamente decía uno de los padres de la revolución francesa, Jean Jacques Rousseau : "Quién redacta las leyes no tiene, pues, ni debe tener, derecho legislativo alguno, y el pueblo mismo no puede, aunque quiera, despojarse de ese intransferible derecho". - en esta frase se encuentra la esencia de este poder. Es el poder encargado de redactar las leyes con las que todos convivimos, y deben ser propuestas la figura de los legisladores, personas instruidas en leyes, pero inequívocamente, siempre votadas por el pueblo. ¿Cuántos de los ciudadanos, ha tenido oportunidad de votar alguna de las leyes, salvo que no sean las de la comunidad de vecinos y casi siempre tampoco?. Lo que por desgracia ocurre, es que una minoría aristocrática de diputados, eso si elegidos de higos a brevas por el pueblo (y con unas leyes electorales un tanto desproporcionadas), propone las leyes (proposiciones de ley) y luego a su vez, los mismos las refrendan en el parlamento de diputados. Es por ello que las leyes chirrían en demasiadas ocasiones, al poderse acomodar al gusto de dichos diputados (propositores y electores a la vez) - ¡Esto no es democracia! ¡No nos representan!.
- Poder Judicial: como bien dice el nombre de este poder, es el encargado de juzgar a los ciudadanos que incumplen con lo acordado por todos: por las leyes. Para ello, es necesario, como ocurría con el poder legislativo, de personas capaces y con suficiente instrucción como para ser capaces de aplicar la ley: los jueces; además de todo el ceremonial que rodean los juicios. No entraremos en discutir el pomposo aparato burocrático - judicial, pero si sobre la residencia del principio del poder popular. Volvemos a formular la pregunta: ¿Cuántos de los ciudadanos, ha tenido oportunidad de votar a alguno de los jueces y magistrados?. La realidad es que los mismos del poder legislativo, son los encargados de designar a dedazo a jueces máximos responsables (constitucional, supremo, audiencia nacional), para posteriormente y en una pirámide de poder, entre ellos ir escogiéndose. El único resquicio democrático puede ejercerse cuando en un juicio se cuenta con un jurado popular escogido al azar, pero esta opción la decide el juez. Aún así - ¡Esto no es democracia!.
- Poder Ejecutivo: por supuesto, lo que viene siendo el gobierno. Rousseau nos define qué es y las funciones de este órgano: "No es mas que una comisión, un empleo, en el que, como simples oficiales del soberano (el pueblo), ejercen en su nombre el poder del que les ha hecho depositarios, y que él puede limitar, modificar y recuperar cuando le parezca, […]. El gobierno recibe del soberano (el pueblo) las ordenes que da al pueblo." - Nada mas y nada menos que la misión del gobernante es la de obedecer y ejecutar las ordenes del pueblo (así se ahorran tener que pensar, pues sus ideas suelen ser mas bien pelegrinas). Además, Rousseau nos define claramente los tipos de gobiernos posibles, entre los que se encuentra el democrático: "Quien hace la ley es el que mejor sabe cómo se debe ejecutar e interpretar". Y de nuevo la pregunta: ¿Cuántos de los ciudadanos, ha tenido oportunidad de votar a los miembros del gobierno, del que sea?. Hay que tener cuidado con no confundirse, pues lo que se vota cada 4 años a través de la partidocracia, son los miembros del poder legislativo. Lo que sucede es que estos legisladores eligen al gobierno una vez se constituyen, y no el pueblo. - ¡Esto no es democracia! ¡No nos representan!.

Sobre la democracia, el Rousseau del siglo XVIII tenía sus dudas sobre la plena democracia o democracia directa: "No puede imaginarse que el pueblo permanezca constantemente reunido para ocuparse de los asuntos públicos". Esta es la eterna consigna reclamada siempre desde e dirigente déspota, quizás en aquel tiempo con cierta razón (aunque habría que preguntar a la ciudad de Roma de hace 2000 años, como conseguía la democracia directa con una población de cerca de 2.000.000 de habitantes no esclavos). Los avances tecnológicos avanzan, y ya no es escusa utilizar dicha frase para tener que utilizar un gobierno aristocrático: ya es posible reunir a cuantos ciudadanos sea posible a través de internet (incluso es posible utilizar herramientas informáticas durante un proceso electoral).

Lo mas grave, no es que el sistema político actual, ni es una democracia, ni que los gobernantes, legisladores y jueces nos representen, lo más grave es que el Estado no actúa como tal. Lo grave es que como hemos visto, si los ciudadanos no pueden decidir sobre las leyes que desean les rija la convivencia, la legalidad no tiene sentido y pierde su legitimidad; Rousseau dice: "A la disolución del Estado se puede llegar de dos maneras, en primer lugar, cuando el príncipe (todo el poder ejecutivo) no administra el Estado según las leyes y cuando usurpa el poder soberano". Ya hemos visto, que el Estado constitucional español lleva disuelto desde que se creó.
¿Debemos obedecer las leyes? Claro que si, pero siempre que hallan sido creadas por el pueblo. ¿En el Estado Español hay que respetar las leyes? Claro que no; entonces ¿vivir en según la ley del más fuerte? Claro que no. ¿Qué hacer? Usar el sentido común y convocar al pueblo para refrendar las leyes válidas que existen y validar otras nuevas amoldadas al pueblo. ¿Ha habido antecedentes? Claro que sí, por ejemplo, en la revolución de 1905 (entre octubre y diciembre) en Rusia donde aparecieron 2 sistemas de leyes (las del Estado roto, y las del pueblo). ¿Funcionaron bien? Mucho mejor que las anteriores, entre los firmantes, prácticamente desaparecieron los robos y los asesinatos gracias a la nueva autoridad del soviet creado.
¿Pierde veracidad este artículo por hablar de la palabra soviet? Claro que no, si se trata de un ejemplo verídico y demostrable.
.


AVISO IMPORTANTE
---> Este artículo, posee opiniones debatidas en otros espacios web 2.0, en unos artículos aparte como continuación de este mismo: Opiniones a los Artículos 34.
---> Para leer y ver correctamente este artículo, deben tener instalados en vuestra computadora, las siguientes Fuentes Tipográficas:
* Helvetica43-ExtendedLight; * Arial Narrow; * Calibri.



Escrito por: monje_roj0 a las 20:59   en la sección: Asuntos Socio/Politicos

Envía este artículo a tus amigos
Debatido por: (0)
¿Te ha gustado el artículo?  
El Debate a este artículo