Monasterio en Lucha
  Nuestros últimos artículos...
s?bado, 24 de abril de 2010

viñeta dalí san juan de la cruz

Nos comentó en su día el monje_blasfemo, (al cual no se le escapa ningún episodio de blasfemia en este mundo), la jugada maestra del pintor español Salvador Dalí. Le comentamos que fue algo egocéntrico y muy particular en sus modales, pero cuando nos comentó el verdadero significado de su famoso cuadro "El Cristo de San Juan de la Cruz", enseguida comprendimos el genio que albergaba en su mente.

Para poder comprender la burla que se esconde tras el cuadro pintado durante el franquismo, por Salvador Dalí, debemos definir en que consistía el arte que llevaba hasta las últimas consecuencias, no solo en sus obras, sino en su propia actitud pública. El único pensamiento que llevó Dalí fue el Surrealismo, y lo definimos como el movimiento artístico que busca encontrar la verdad con escrituras automáticas, sin correcciones racionales, utilizando imágenes para expresar sus emociones, pero que nunca seguían un razonamiento lógico.
Dalí, actuaba y pintaba (además de hacer escultura y decoración) con el surrealismo por bandera. Su opinión publica siempre era surrealista, no hay que mirarlo de otra forma. Llegó a definirse en 1970, como "anarco-monárquico". Utilizaba su ingenio surreal para dejar a todos asombrados, al entrelazar en su discurso ideas y conceptos muchas veces contradictorios. Así es el inconsciente humano: entrelaza conceptos e imágenes contradictorios entre si.

Lo que hemos venido a decir, podemos entenderlo mejor en una entrevista que le concedieron ya en su vejez, donde al mismo tiempo que se declara católico, dice que Dios no lo conoce. Parece todo contradictorio, pero si analizamos bien lo que cita, nada de lo que dice, es arbitrario. A continuación, citaremos esto mismo que se encuentra recogido en dicho video. Esta primera parte, se encuentra al principio de dicho video:


  • - Entrevistador: "¿Cuál es la fuente de su genio?."
  • - S. Dalí:"Yo creo que la fuente de mi genio, es, me gusta repetirme, es precisamente la estructura molecular del acido desoxirribonucleico, que encontraron Crick y Watson."
  • - Entrevistador: "¿Usted lo toma?"
  • - S. Dalí "Ahh no,¡ eso no se toma!, eso es una cosa que se nace, usted sabe muy bien que soy católico, apostólico y romano, y según las últimas investigaciones científicas,desde ¡la primera molécula que Dios creó!, hasta la última que está creándose,  todo se transmite, monárquicamente y genéticamente,  a través del acido desoxirribonucleico."

Y más adelante, justo al final del videocitado:

  • - Entrevistador: "¿Quiere más a Dios o al Dinero?."
  • - S. Dalí: "A Dios no lo conozco, porque nunca me lo han presentado, nada más que de una manera elíptica y de orden simbólica, y por eso, la única cosa que me falta es la Fe, o sea, que a través de las matemáticas estoy seguro que todo lo de nuestra religión es absolutamente verdadero, pero me falta aun, es esa gracia de Dios que es una cosa completamente irracional y que sería muy práctico para no morirse y eso aun no llegó".
  • - Entrevistador: "¿Pero la Fe en el dinero?."
  • - S. Dalí: "Ahh, pero la fe en el dinero falté, porque como la Fe como usted sabe es un elemento de tipo irracional, en cambio el hecho de que el dinero es puramente racional, mística, pero práctico racional."

LA BLASFEMIA DEL CUADRO
Cuadro: Cristo de San Juan de la CruzLa intención es clara, en el cuadro existen 2 dimensiones: La realidad de una escena cotidiana en la Bahía de Port Lligat, con un punto de luz en el horizonte mediante el sol y un punto de vista del espectador se sitúa en tierra firme; y la escena de Jesucristo, con un punto de luz por debajo de él y situado a la derecha, con el punto de vista del observador por encima de Jesús.
El cuadro debe entenderse como lo que hemos dicho: 2 dimensiones, donde todos los observadores, nos situamos en la realidad de la escena cotidiana, y donde el pintor, se sitúa de forma totalmente blasfema, por encima de Jesucristo, y por de Dios, alcanzando el"éxtasis", como el autor llegó a decir. Esto lo podemos demostrar con la propia puesta en escena de la personalidad del pintor, sobre él mismo:
"¡No podéis expulsarme porque Yo soy el Surrealismo!" - "El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos." - "Cuando me levanto cada mañana, la mayor de las alegrías es mía: ser Salvador Dalí."

Sobre la luz que viene de debajo de Cristo, el que pinta está por encima del que es pintado. Cristo flota crucificado sobre Port Lligat. Y Dalí flota, crucificado en su visión, sobre Cristo y sobre el mundo, a la diestra de Dios padre. Él mismo lo confesó en el "Diario de un genio", con ejemplar honestidad y soberbia: “Quiero reconocer y entender las fuerzas y las leyes escondidas de las cosas, naturalmente para poder dominarlas. Tengo la inspiración genial de que dispongo de un arma excepcional para avanzar hacia la esencia de la verdad: el misticismo, es decir la intuición profunda que implica la comunicación directa con el todo, la visión absoluta a través de la gracia de la verdad, a través de la gracia de Dios. Más fuerte y veloz que ciclotrones y calculadoras cibernéticas, puedo penetrar en un solo instante en los secretos de lo real. ¡Para mí el éxtasis!, exclamé. El éxtasis de Dios y del ser humano. ¡Para mí la perfección, la belleza que puedo ver en sus ojos!.”

Sobre la polémica que se generó sobre la interpretación de esta cuadro, Dalí dijo: "¡Y qué pensarán de mí los hombres, que en tal alta estima me tenían, cuando conozcan los extravíos de mi conducta, la titubeante marcha de mi sandalia por los cenagosos laberintos de la materia y la dirección de mi tenebrosa ruta por entre las aguas estancadas y los húmedos juncos de la ciénaga donde, cubierto de brumas, azulea y muge el crimen de obscura pata!... Me doy cuenta de que me será necesario trabajar mucho, en el futuro, para rehabilitarme y reconquistar su estima. Soy el Gran-Todo; y sin embargo, por un lado, sigo siendo inferior a los hombres a quienes creé con un poco de arena. Cuéntales una audaz mentira y diles que nunca salí del cielo, constantemente encerrado, con las preocupaciones del trono, los mármoles, las estatuas y los mosaicos de mis palacios."

Este cuadro, es digno como ejemplo de blasfemia, todo el cuadro en si, es una gran ofensa a Dios y al cristianismo. Desde el Monasterio en Lucha, apoyamos incondicionalmente todo este tipo de iniciativas, para echarnos unas risas de lo propios beatos, que observan el cuadro, como un homenaje a Jesucristo. Bien se reiría Dalí, de todo el nazional-catolicismo y su ignorancia.
.


AVISO IMPORTANTE
---> Este artículo, posee opiniones debatidas en otros espacios web 2.0, en unos artículos a parte como continuación de este mismo: Opiniones a los Artículos 18.
---> Para leer y ver correctamente este artículo, deben tener instalados en vuestra computadora, las siguientes Fuentes Tipográficas:
* Candara; * Lucida Calligraphy; * Calibri.
---> Si te ha gustado el artículo, vótalo en Wikio:



Escrito por: monje_roj0 a las 19:09   en la sección: Asuntos Etico-Religiosos

Envía este artículo a tus amigos
Debatido por: (6)
¿Te ha gustado el artículo?  
El Debate a este artículo
La Opinión de:   Gonzosoviet17
lunes, 26 de abril de 2010  a las   18:45
Te contesto por aqui al comentario sobre el club Bilderberg; Si,Moratinos a participado al menos una vez en alguna de las reuniones.
Un saludo!

http://gonzosoviet17.blogspot.com
La Opinión de:   Invitado
viernes, 30 de julio de 2010  a las   20:11

Vaya, tan antifascistas que sois y alabáis a Salvador Dalí, sin saber que fue expulsado del movimiento de las Vanguardias y del Surrealismo europeos por no condenar la ascensión al poder de Hitler, y que vivió a cuerpo de rey estando Franco en España... En fin, qué se podía esperar de una página así... U_U

La Opinión de:   monje_roj0
lunes, 02 de agosto de 2010  a las   23:49

Invitado:

¿Sin saber? Parece ser que Dalí, aun sigue mofándose de gente sectaria como tu. Te recomiendo, que eches un vistazo al vídeo de ahí arriba, y observes el proceder del pintor surrealista. ¿Acaso sabes el significado de surrealismo? El genio de Dalí está precisamente en llevar al extremo el surrealismo, más allá de sus obras. Lo mismo puede condenar que no puede condenar al nazismo, porque de cara al público, actua de forma surreal, como si el que hablara fuera su subconsciente. Si Dalí te leyera, las risas se escucharían incluso desde su tumba.

La Opinión de:   Invitado
lunes, 14 de febrero de 2011  a las   18:52

No le den más vueltas. Dalí era un facho...

La Opinión de:   Invitado
jueves, 17 de febrero de 2011  a las   20:26

Vaya panda de Comunistas, hippies, okupas y demas escoria de la sociedad que asco de gentuza lo que diga esta gente es justo lo que NO hay que hacer.

ARRIBA ESPAÑA, VIVA CRISTO REY !!

La Opinión de:   monje_roj0
mi?rcoles, 23 de febrero de 2011  a las   17:16

Al facho que escribe sobre mi:

imagino que serás de esos fieles a los "Legionarios de Cristo" ... si hubiera que hacer lo que piensas, quizás todos estariamos violando infantes, tal cual práctica de tu fundador: Marcial Maciel.

Imagino que se te habrá olvidado citar al pueblo en general al referirte con lo de "gentuza". Por suerte, somos mayoría y vosotros, sois minoría. Condenamos las oligarquías que tanto amas y los pijitos nos los comemos con patatas sabroso